martes, 6 de julio de 2010



LO RECOMENDADO

Y

NO RECOMENDADO EN EL AYUNO



Toda la alabanza sea para Alláh por Sus bendiciones y bondades. Y
que la paz y las bendiciones sean sobre nuestro Profeta Muhammad, su
familia, Compañeros, y aquellos quienes sigan su guía y se apegan a
su Sunnah hasta el Día del Juicio. Procedamos:
Sepan que hay ciertas maneras para ayunar que deben ser atenidas y
adheridas a ellas para que así el ayuno pudiera proceder en la manera
en que ello fue prescrito para así que uno pudiera lograr sus
beneficios, cumplir su objetivo y no encontrarlo incómodo y sin
beneficio. Esto es como el Profeta (salallahu ´alaihi wa sallam) dijo: "Tal vez
toda una persona ayunando deriva de su ayuno su hambre y su sed".



Así que ayunar no es solo el abandono de la comida y la bebida
solamente. Más bien, ello también supone abandonar declaraciones
impropias y acciones que están prohibidas o disgustadas.



Uno de los Salaf una vez dijo: "La más baja forma de ayunar es
abandonar la comida y la bebida". Esto es desde que acercarse a Alláh
por abandonar las cosas permisibles no puede ser completado a menos
que sea después de acercarse a Él por abandonar lo que Alláh ha
prohibido bajo cada circunstancia. Aún cuando un musulmán sea
obligado a abandonar lo ilícito en todos los tiempos, esto es aún más
puesto sobre él mientras él está ayunando.



Si uno comete lo ilícito en otros tiempos que cuando él está
ayunando, él está pecando y merecedor de ser castigado. Pero si él lo
comete mientras está ayunando, entonces encima de ser pecador y
merecedor del castigo, esto afecta su ayuno al ser deficiente o
nulificado.



Así que la persona quien verdadera observa el ayuno es aquel
quien ocultan a su estómago de la comida y bebida, refrena sus
miembros de los pecados, restringe su lengua del discurso vil y
malvado, restringe sus oídos de escuchar canciones, instrumentos
musicales, murmuraciones y susurros, y aparta sus ojos de mirar a lo
prohibido.



El Profeta (salallahu ´alaihi wa sallam) dijo: "Quienquiera
que no abandona
el falso discurso y actuar sobre él, entonces Alláh no está en la
necesidad de que él abandone su comida y bebida" (Reportado por Al-
Bukhari).



La persona quien está ayunando debe evitar murmuraciones,
susurros e insultar a otros, basado sobre lo que los dos Sheiks (Al-
Bukhari y Muslim) reportaron de Abu Huraira (radiallahu ´anhu) que él dijo,
y que fue elevado como un dicho del Profeta (salallahu ): "Ayunar es una armadura.
Así que si este es un día en el cual uno de ustedes está ayunando,
entonces él no debería ser vil en el
discurso ni debería él ser pecador, ni debería él ser ignorante. Y si
alguien lo insulta, entonces él debería decir: "Soy una persona que
está ayunando" ".



La palabra yunnah (armadura) es aquello lo cual protege a aquel
quien la usa del arma del oponente de que le cause daño a él.

Así que el ayuno protege a una persona de caer en pecados cuyas
consecuencias son el castigo en este mundo y en el siguiente. La
palabra Rafath en el Hadith se refiere al discurso lascivo e inmoral.
Imám Ahmad reportó en forma Marfu que el Profeta (salallahu ´alaihi wa sallam)
dijo: "Verdaderamente, ayunar es armadura, tanto como ella no esté
perforada". Fue dicho: "¿Qué causa que ella sea perforada?". Él
(salallahu ´alaihi wa sallam) dijo: "Mentir y murmurar".



Esto es prueba de que murmurar perfora el ayuno o hace una
abolladura en ella. Cuando la armadura está perforada ella ya no es
más útil para aquel quien la usa. Así que en la misma manera, cuando
el ayuno de uno es perforado. Ya no hay ningún beneficio más para
aquel quien lo lleva a cabo.



Murmurar es como el Mensajero de Alláh (salallahu ´alaihi wa sallam) lo
explicó, y que es mencionar acerca de tu hermano lo que él odia. Ha
sido reportado en el Musnad de Imám Ahmad que esto rompe el ayuno:



"Dos mujeres estaban una vez ayunando durante la vida del Mensajero
de Alláh (salallahu ´alaihi wa sallam) y ellas casi murieron
de sed. Esto fue mencionado al Profeta (salallahu ´alaihi wa sallam) pero él se negó a
(permitirles) ellas (de romper el ayuno). Entonces ellas le fueron
mencionadas a él otra vez, así que él llamó por ellas y les ordenó
vomitar, arrojar fuera lo que estaba en sus estómagos. Así que ambas
de ellas vomitaron y llenaron un recipiente con pus, sangre y piezas
de carne. Entonces el Profeta (salallahu ´alaihi wa sallam) dijo: "Estas dos
ayunaron por refrenarse de lo que Alláh hizo lícito para ellas. Pero
ellas rompieron su ayuno al hacer lo que Alláh hizo ilícito para
ellas. Una de ellas se sentó con la otra y comenzaron a comer de la
carne de la gente".



Lo que sucedió con estas dos mujeres en la presencia del
Mensajero de Alláh (salallahu ´alaihi wa sallam) de su vómito vil y
cosas repulsivas, esto fue de los milagros que Alláh permitió que
ocurrieran por la mano de Su Mensajero, así para que él pudiera
mostrar los efectos malvados de murmurar de la gente. Alláh dice: "Y
no murmuren uno de otro. ¿Alguno de ustedes amaría comer la carne de
su hermano muerto?" (Surah Al-Hujurat:12).



Este hadith muestra que murmurar rompe el ayuno. Esto es en
sentido figurativo, significando que ello nulifica la recompensa de
ayunar.



Que Alláh envía Su paz y bendiciones sobre nuestro Profeta, Muhammad,
su familia y Compañeros.



Autor: Sheik Salih Al-Fawzan.

Fuente: Itihaf Ahlil-Iman bi-Durus Shahri Ramadan.

Producido por: http://www.al-ibaanah.com.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada